Antes y después - Calzados Segarra

Antes y después

Todo pasa, todo cambia. Pero en Calzados Segarra seguimos manteniendo nuestra esencia confeccionando un calzado de alta calidad, como lo hemos hecho siempre.

Hoy queríamos echar la vista atrás y recordar esos espacios y esos lugares tan icónicos en Calzados Segarra.
¿Te acuerdas de ellos? Estamos seguros de que si has formado parte de los trabajadores de Segarra serán inolvidables.

Para los que no conocéis La Vall d’Uixó, os mostramos esta batería de imágenes del antes y después que tanta nostalgia nos da y os contamos un poco acerca de cada uno de estos

Fábrica Segarra por la Avenida Europa

Se trata de una de las antiguas entradas principales al municipio de La Vall d’Uixó desde Valencia. La carretera que se muestra en la imagen hoy en día es la Avendia Europa.
En esta carretera se ubicaron las instalaciones de la fábrica Segarra a partir del año 1932 que es cuando se trasladó la fábrica desde la antigua fábrica situada en la calle Cova Santa.
Este traslado se produjo porque era una zona más óptima para desarrollar el crecimiento que estaba viviendo la fábrica, y, al ser unas tierras que eran de la propia familia Segarra, era una zona óptima donde podían expandirse, además de estar mejor localizada, saliendo de lo que era el núcleo urbano en aquella época.

Actualmente, continúa siendo una de las principales entradas al municipio de La Vall d’Uixó, y, lo que antes estaba compuesto por la fábrica Segarra, ahora es el polígono industrial de Imepiel y de la Vernitxa, polígonos industriales que siguen siendo de los más importantes de la localidad.

Gran parte de los edificios que se ubicaron en este acceso, edificios que formaban parte de la antigua fábrica hoy todavía continúan en pie y se han ido reutilizando a partir del cierre de algunas partes de la fábrica en el año 1992.

Clínica Segarra

La Clínica Segarra se puso en funcionamiento en los años 40, aunque se inauguró oficialmente en el año 1945, y funcionaba con las especialidades médicas más básicas para mantener siempre el buen estado de salud de todos los trabajadores de la Fábrica Segarra y además, también, de la salud de todos los familiares de los trabajadores.
En aquellos años, podríamos decir que funcionaba como una seguridad social para los trabajadores y sus familias.

La última parte de la construcción que acabó de construirse es el conocido como edificio del reloj, que estaba destinado a las dependencias de todos los encargados de la clínica, con despachos para los médicos, oficinas, e incluso una capilla.

En su momento, albergó los equipos más modernos de quirófano y radiografía.

Este edificio, con el cierre del 1992, al igual que el resto de la fábrica que fue vendida por lotes, se compró por Las Hermanas Misioneras de Cristo, una orden de monjas de nuestra localidad y lo destinaron como centro privado para personas con deficiencias físicas y psíquicas.
A día de hoy el edificio continúa siendo utilizado para esta función, y se trata a pacientes con estas patologías, tanto por las monjitas de la orden como por otros trabajadores.

La parte trasera del edificio del reloj, donde antiguamente se encontraban las salas de la clínica para atender a los pacientes, quirófanos y habitaciones, hoy en día es propiedad del Ayuntamiento de La Vall d’Uixó, que hace unos años hizo una concesión por 75 años a AFANIAD, siendo también un espacio reacondicionado como centro para el cuidado de personas con discapacidad.

Clínica Segarra, fachada principal.

El Edificio del Reloj, también podríamos decir, que era la entrada principal a todo el complejo de la fábrica Segarra, puesto que era el primero de todos.

Su cara frontal está flanqueada por dos torres con alero rematado con ménsulas acabadas con el estilo a 4 aguas.
Por eso también es un edificio mucho más monumental y tiene una arquitectura muy peculiar.

A día de hoy sigue siendo un edificio que se distingue de todos los demás y continúa en manos de Las Hermanas Misioneras.

Lo que más se recuerda de esta zona era la entrada y salida de los trabajadores, como se muestra en el caso de la foto, la salida hacia el pueblo después de una jornada de trabajo.

Colonia Segarra

La Colonia Segarra es todo un grupo de viviendas que construyó la propia empresa para todos sus trabajadores con el objetivo de facilitar el acceso a una vivienda protegida . 

A día de hoy sigue habitada por antiguos trabajadores de la fábrica ya que en los años 80, por un precio simbólico, tras muchos años pagando un alquiler, se otorgó la titularidad de las viviendas a los antiguos trabajadores que vivían en esas casas y que actualmente siguen haciéndolo manteniendo la fisonomía de lo que fue en origen esta colonia de trabajadores que se construyó específicamente los mismos.

 

En total la colonia consta de 100 casas, divididas en 3 tipologías según el número de habitaciones. Todas ellas chalets unifamiliares con zona de terraza y jardín, muy sencillas y con un aspecto igual tanto en el interior como en el exterior (salvando el número de las habitaciones). 

Esperamos que hayáis disfrutado de esta mirada atrás en la historia de Calzados Segarra.

Os recordamos que podéis visitar nuestra tienda museo, donde podréis conocer todo acerca de estos casi 140 años de fabricación de calzado.

Línea XYZ. Patrimonio en las montañas de nuestra Comunidad
La historia de la empresa de calzado más antigua de España
Navigation
Close

Mi Cuenta

Close

Favoritos

Visto Recientemente

Close

Bienvenido a Calzados Segarra

¿Ya tienes una cuenta?

Close

Categorías

X