Buen camino peregrino -Dia 4

Buen camino peregrino -Dia 4

Cuesta creer que estemos tan cerca de terminar este recorrido. Parece que ha pasado una eternidad desde que el pasado lunes emprendíamos la aventura desde Sarria. Y es que, por momentos perdemos la noción del tiempo. Nuestro único reloj son las horas de salida y llegada de cada etapa y empezamos a notar la nostalgia que seguro tendremos al finalizar esta experiencia.

El cansancio del camino

El cansancio también se nota y mucho. Las fuerzas ya flaquean y empezamos a estar preocupados por nuestro perro, ya que parece estar muy cansado y cada kilometro le cuesta mucho. Pero ha vuelto a portarse como un campeón.

Pero es una sensación agradable despertarse y pensar que durante el día únicamente tendremos que preocuparnos de caminar e ir superando los obstáculos que el propio Camino nos proponga. Un aliciente a mayores son las personas que vamos conociendo por el camino cada día. Miles de historias que hacen de esta aventura un autentico lujo como experiencia y como superación.

Etapa puente

La etapa ha transcurrido en su mayoría por pistas de tierra, con algunos tramos que llevan a carreteras secundarias, en una caminata con llanos y subidas asequibles. El Camino parte de Arzúa durante 6 kilómetros hacia el ayuntamiento de O Pino, alternando aldeas y monte de pinos y eucaliptos.
Las sendas están bien señalizadas y acompañadas de bares y servicios para los peregrinos. Pequeñas poblaciones como Calle o Salceda marcan la mitad de la etapa.
En la aldea de Ras se incorporan a la marcha los peregrinos del Camino del Norte que tomaron la variante de O Pino. O Empalme do Vilar está situado a 15 kilómetros del punto de inicio y en él se puede realizar un descanso antes del último empujón hacia Pedrouzo.

Vemos el final del Camino de Santiago

Al llegar, conseguir albergue ha sido muy difícil. Todo completo!. El ayuntamiento de Pedrouzo ha tenido un gran detalle abriendo el polideportivo municipal, pero cuando ya nos decantábamos por esta opción hemos encontrado albergue en un pueblo cercano. A estas alturas necesitamos descansar y nuestro perro también.

Si os perguntais como se estar comportando las botas de Calzados Segarra a estas alturas del camino, os informamos que sin duda: son las mejores. Nos han salvado en varias ocasiones y nos han permitido llegar más lejos.

¡Mañana O Pedrouzo-Santiago de Compostela, fin de trayecto!!

 

Sobre el autor

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *