Por qué Segarra es tan bueno haciendo calzado

Por qué Segarra es tan bueno haciendo calzado

Analizamos las claves del calzado mediterráneo, táctico o laboral de uno de sus máximos exponentes: la firma Calzados Segarra.

Es uno de los sectores más importantes de la industria española, aunque muchas veces no se habla de ello lo suficiente. La fabricación de calzado, tanto de piel como de otros materiales, es algo que llevamos los Españoles en los genes, y los datos están ahí para demostrarlo: según datos de IFEMA, el sector español del calzado exportó en los primeros 11 meses de 2017 148,1 millones de pares, creciendo un 2,6% en volumen respecto al año anterior. Y, dentro de él, el subsector que más ha crecido es el del calzado elaborado en caucho y plásticos, un negocio tecnológico que ha florecido gracias a nuevas firmas, pero que su grandes exponentes son firmas del sector que llevan décadas confeccionando calzado de muy alta calidad. Uno de sus máximos exponentes es Calzados Segarra que en la actualidad cubre un nicho de mercado muy especial: el del calzado laboral y el del táctico militar (aunque podemos encontrar otros modelos).

Pensar en calzado profesional, viene a ser sinónimo de Calzados Segarra. Muchos son los factores que han hecho de la marca uno de los referentes del sector por calidades, prestaciones y precios. Veamos algunos de sus factores diferenciadores:

El secreto está en el Made in Spain

en una época en que nos hemos acostumbrado a mirar la etiqueta de composición de cada prenda, confeccionar cada par de zapatillas en nuestro país es una garantía de transparencia, condiciones justas y calidad. Calzados Segarra, lo hace en Levante (La Vall d´Uixó – Castellón), una región con una antigua tradición zapatera, con proveedores locales y materiales de origen español que permiten asegurar unos acabados perfectos.

La tecnología importa

frente a la zapatería tradicional, basada en el trabajo de la piel y el cuero, el calzado de Segarra cuenta con técnicas propias. La empresa española utiliza dos distintas: el vulcanizado tradicional (una suerte de molde que da forma a la goma). Y por otra parte la inyección, mucho más sofisticada y capaz de generar suelas precisas, ergonómicas y con detalles muy perfilados. En ese sentido, presenta modelos tácticos profesionales mejoradas, duraderos y aptos para caminar largas distancias sin resentirse.

El carácter mediterráneo en cada pisada

hay ciertos elementos que forman parte del ADN del calzado español. Por ejemplo, la ligereza y la construcción sencilla, esquemática, de cada pieza. O el empleo de tejidos o diseños propios que permiten adaptarse a las necesidades de los clientes.

Nuevos tiempos exigen nuevos calzados

Segarra lanza de forma periódica nuevos modelos que se adaptan a las necesidades que muestran los clientes. Por esta razón los clientes de Segarra muestran unos indices tan altos de confianza y satisfacción.

Calzados Segarra, te llevan mas lejos

#desde1882

Sobre el autor

Compartir